Fórmula 1

GP Gran Bretaña: Checo Pérez y Red Bull sufren en Silverstone

El auto RB16B del mexicano Checo Pérez, en el circuito de Silverstone, este domingo.AFP7 vía Europa Press / Europa Press

El costo de un error en la Fórmula 1 es alto. Checo Pérez, de 31 años, ha sumado un fin de semana de esperpento al finalizar decimotercero en el GP de Gran Bretaña. El mexicano había arrancado desde la última posición y pese a que apeló a su experiencia en las remontadas no fue suficiente. Llegó a posicionarse en la novena posición, pero una serie de decisiones de equipo le hicieron salir a los pits cuatro veces. Silverstone fue el circuito que amargó a Red Bull que perdió a Max Verstappen tras sufrir un contacto con el auto de Lewis Hamilton, quien ganó la carrera.

Pérez, tras el mal resultado, perdió la tercera posición en el Mundial de pilotos de la Fórmula 1 ante Lando Norris de McLaren y Valtteri Bottas.

Checo Pérez cerró un duro fin de semana. El mexicano falló en la primera prueba sprint de la temporada. La Fórmula 1 aprobó que esta temporada hubiese tres carreras al sprint para sustituir la calificación habitual en la que los pilotos compiten por el mejor tiempo en cada vuelta. En Silverstone se puso a prueba este nuevo formato en el que los pilotos tenían 17 vueltas para dirimir quién saldría primero el domingo.

Más información

Max Verstappen brilló con un arrollador dominio; Checo Pérez tuvo que abandonar la carrera. El mexicano perdió el control del auto y, pese a sus maniobras, perdió hasta 13 puestos que le relegaron al fondo. El equipo de Red Bull le tuvo que pedir a Pérez que saliera de la carrera por el estado del coche. “Al salir de la curva ya estaba apretando bastante acelerador. Creo que me sorprendió el aire sucio y eso dificultó las cosas”, dijo Pérez.

Ya este domingo Checo Pérez largó desde el pit lane, en el último lugar. Muy lejos de él Max Verstappen arrancó agresivo contra Lewis Hamilton para pelear por el primer puesto en la largada. El auto del Mercedes tocó la rueda trasera del Red Bull y el holandés terminó en el muro. La sesión tuvo que detenerse.

A Checo Pérez le tocó salir del fondo para, al menos, alcanzar la zona de puntos. Superó a los Haas, a los Williams, a Tsunoda de Alpha Tauri y aprovechó que Sebastian Vettel de Aston Martin se salió de la pista. Como si regresara a sus primeros años con Force India, Pérez tuvo que batallar con la parte media de la parrilla.

La batalla era directa con Pierre Gasly y más adelante con Kimi Räikkönen. En la vuelta 19, el de Guadalajara salió a los pits y ahí fue donde pudo superar al de Alfa Romeo. Pérez empezó a escalar posiciones hasta alcanzar la novena posición, en zona de puntos. Se topó con Lance Stroll, su excompañero, a quien le costaba pasar.

El equipo del búfalo rojo le pidió salir a los boxes para cambiarle, de nuevo, los neumáticos y alcanzar la vuelta rápida de la carrera en la vuelta 39. Por la posición en la pista no podía sumar el punto extra que da ser el más rápido, pero pretendían quitárselo a Hamilton. Una salida a los ptis de Gasly y una patinada del coche de Räikkönen permitieron al mexicano alcanzar la décima posición. Red Bull pidió, de nuevo, que el mexicano cambiara de gomas para conseguir la vuelta rápida y lo consiguió en la penúltima vuelta. Un fin de semana para el olvido para Checo Pérez.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Fuente de la noticia : https://elpais.com/america/

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba