Misterios

Iemanjá, que se le puede pedir este 2 de febrero y de dónde proviene

Hoy dos de febrero, miles de seguidores de Iemanjá aguardan el atardecer para ingresar en las aguas a depositar sus ofrendas.

Con sus típicas prendas celestes y blancas, este domingo dos de febrero en Uruguay celebramos Iemanjá.


Iemanjá, es la madre de todos los orixás, comandante de todas las energías de las aguas.


La religión Umbanda, es una religión monoteista, es decir que creen en un ser supremo al que llaman (Zambi), el creador de todo.

Un Orixá es una entidad mediadora entre este ser supremo y nosotros los mortales. Iemanjá es la madre de todas las demás orixás junto con Oxalá.

Yemayá, es la orixá vinculada a los causes de agua, a la fertilidad de las mujeres, a la maternidad y a la continuidad de la vida.

En Uruguay, podemos concurrir a la playa del Buceo y Cerro, donde se concentran la mayor parte de los Umbandistas a ofrecer sus ofrendas a la diosa del mar.

Ofrendas a Iemanjá

Las ofrendas mas utilizadas son:

  • Sandías
  • Mazamorra
  • Sidra
  • Maíz blanco
  • Miel
  • Joyas
  • Perfumes
  • Jabones

Las ofrendas pueden ser muchas mas, según la tradición, primero agradecemos a la Orixá y lugo pedimos.


Pedimos a toda la población, la concientización del estado del planeta, por lo que si vas a hacer una ofrenda, opta por materiales amigables con el medio ambiente.

IEMANJÁ

Yemayá, o Jemanjá, también conocido como Yemanyá (Yemọya en Nigeria, Iemanjá o incluso Dona Janaína en Brasil, es el Orishá del pueblo Egba, la divinidad de la fertilidad de la mitología Yoruba, que originalmente estaba asociada con ríos y estuarios.

Su culto principal fue fundado en Abeokuta después de las migraciones forzadas al apoyar al río Ògùn, desde donde se manifiesta en todas las demás aguas.

También es venerada en algunas partes de Sudamérica, el Caribe y los Estados Unidos. Identificado en Merindilogun por Odus Irosun y Ossá, está esencialmente representado por el establecimiento sagrado de Igba Yemayá.

Sus secretos (elegantes) se manifiestan en los iniciados a través de la posesión o el trance.

Este estrecho vínculo, celebrado en Ife como la hija de Olokunla diosa de los mares, se ha acentuado durante el proceso de la diáspora africana, lo que ha llevado a una superposición de ambos en la misma forma que las manifestaciones del mismo principio, que es la razón de la conexión de Yemayá con los mares del Nuevo Mundo.

Facebook Comments Box

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba