Policiales

Tres detenidos por el asesinato de los Marines

Dos hombres y una mujer fueron arrestados el lunes por la tarde en la casa de Cerro por el asesinato de tres marines en una base naval cerca de La Fortaleza.

Fuentes del Ministerio del Interior confirmaron que uno de los tres detenidos es el principal sospechoso del caso.

La policía encontró tres cargadores de armas de 9 mm en la escena del crimen. Se ha confirmado que al menos dos armas de este calibre han sido utilizadas por los atacantes en las últimas horas. Se encontraron seis cápsulas en la escena.

Además de la pericia básica llevada a cabo el domingo de este año, la Policía Científica, los detectives del Distrito 4 y los hechos compuestos volvieron al puesto militar el lunes.

Su propósito es profundizar en la experiencia balística, especialmente para analizar la distancia del disparo. La policía también rastrillo la propiedad militar, buscando nuevas pruebas.

La casa donde se ejecutó a los marinos estaba situada en medio de una zona boscosa, rodeada de asentamientos en la ladera.

No había cámaras de vigilancia en el puesto, pero había cámaras en las calles alrededor del fuerte. Estos registros han sido solicitados por orden del Ministerio Público.

La ejecución tuvo lugar el sábado por la noche en el puesto militar de Fortaleza del Cerro.

Un oficial, que se suponía que era un auxiliar, encontró el lugar alrededor de las 9 a.m. del domingo.

Dos marines fueron disparados en la cabeza en la primera sala donde operaba el escritorio del guardia.

El tercer marín sufrió heridas de bala en varias partes de su cuerpo. Estaba en la cama del otro cuarto en la parte de atrás. Por definición, debería haber estado dormido, ya que el tiempo de descanso del vigilante nocturno era de dos hombres en guardia y un tercero descansando.

Les robaron tres Glocks y un handy. No había otras armas.

Las víctimas fueron identificadas como Juan Manuel Escobar, 22, Alex Guillenea, 25, y Alan Rodríguez, 31.

La fiscal Mirta Morales del Departamento de Homicidios explicó que estos supuestos son diferentes y ninguno de ellos puede ser descartado.

Una de las líneas de investigación se refiere a las represalias por un problema con la Marina. Otra hipótesis es ante la información iniciada por el gobierno contra los narcotraficantes, y una tercera implica a las organizaciones que se dedican a la venta de armas robadas en el Brasil.

Hace veinte días, una bomba fue lanzada sobre el escuadrón de narcóticos, destruyendo cinco vehículos.

El 15 de mayo, intentaron llegar a la Base Naval de Cerro, a tres kilómetros del puesto donde los Marines fueron ejecutados. Esta vez, el hecho de que quisieran entrar en la bahía en barco frustró a los guardias.

El Fiscal Morales dijo que estará en contacto constante con otros fiscales que investigan estas secciones para ver si hay un punto de contacto.

Fuente: https://www.subrayado.com.uy

Facebook Comments
Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar